Women in Energy

Socio del Mes | Víctor Toscanini

2020-11-12T11:03:26-03:0012 noviembre, 2020|

Víctor Toscanini es ingeniero civil electrónico de la Universidad Técnica Federico Santa María. Actualmente se desempeña como gerente de tecnología de Cisco Chile. Con más de 19 años dentro de la compañía, Víctor ha desarrollado sus habilidades principalmente en el área IT y Telecomunicaciones.

Cuenta además con una amplia experiencia en consultoría de ventas, incorporación de tecnologías en los procesos de negocios y enfoque en la satisfacción del cliente. Además, ha liderado proyectos e iniciativas ligadas a la innovación y el desarrollo tecnológico del país.

¿Qué significa para ti ser parte de WEC CHILE?

Ser parte de WEC es muy significativo dado que es una plataforma que impulsa el dialogo con los principales líderes del sector, tanto público como privado, agrupados en esta organización, con el fin de contribuir al desarrollo energético del país con miras a enfrentar los desafíos del futuro.

¿Cuáles son tus expectativas como miembro WEC? ¿Qué esperas que te entregue como organización?

Mis exceptivas van de acuerdo a las visiones, experiencias y conocimientos que pueda adquirir de parte de los integrantes de WEC, pero también el poder contribuir al desarrollo de la sostenibilidad energética mediante la adopción e innovación tecnológica.

Sin duda, todas las industrias están viviendo la transformación digital y es importante poder seguir trabajando en la penetración de la tecnología como un aliado para liderar distintos procesos, sobre todo en materia energética, que se han visto acelerados en este contexto de pandemia.

¿Cuál crees que es el aporte de tu organización a esta plataforma de diálogo?

Uno de nuestros principales focos es la innovación y el aporte que realizamos a empresas y comunidades a través de la tecnología.
Cada día nos encontramos apoyando la digitalización y transformación digital de las pequeñas, medianas y grandes compañías del país. Sabemos que la transformación digital, como toda implementación tecnológica, trae consigo un proceso profundo que considera cambios en la cultura organizacional de la empresa. Es por esto que fomentar la cooperación entre los diferentes departamentos, crear equipos multidisciplinarios y especializados que puedan hacer uso de las soluciones tecnologías se convierte en elementos clave.

Entendemos que en la industria energética las iniciativas digitales deben manifestarse claramente a través de adopciones que permitan una colaboración total, mientras promueven la innovación rápida y segura. Todo esto a través de tres ejes, en los que la colaboración total y segura ofrecen la mayor agilidad operativa en la industria: especialistas en campo, continuidad y productividad total y acceso móvil.

Cisco es el puente para realizar esta transformación inteligente de manera completa, conectando las necesidades del sector energético para gestionar y administrar las soluciones que trabajen para traer los mejores beneficios.

¿Cuáles crees que son los principales desafíos para el rubro energético en nuestro país?

Nunca en la historia de la industria energética se había visto un cambio tan acelerado. En Chile, este sector se basa, principalmente, en la generación de energía térmica, hidroeléctrica y solar, pero gracias a diferentes gestiones del Gobierno, la generación de electricidad ha tenido un crecimiento exponencial. Esta industria vive grandes modificaciones, ya que los cuatro sistemas de electricidad independientes de Chile hacen que su integración sea difícil, necesitando diferentes tecnologías y soluciones para asegurar el 99,6% de cobertura eléctrica a nivel nacional y el 96,5% de cobertura eléctrica rural.

Gracias a estos cambios, hoy diferentes empresas son capaces de adoptar y desarrollar modelos de negocio digitales, usando las redes inteligentes para alcanzar sus objetivos. Lo cierto es que la transformación digital puede significar para el sector una ventaja competitiva a través de un servicio de mayor eficiencia y calidad, por ejemplo, al conectar máquinas, activos y personas.

El futuro del sector eléctrico plantea diferentes desafíos y oportunidades de mejora, donde los principales serán enfocarse en el desarrollo de modelos energéticos sostenibles, integrar energías renovables y transformar los servicios digitales orientados al cliente.

¿Cuál crees que es nuestro principal potencial a nivel país en cuanto a recursos energéticos? ¿En qué debemos enfocarnos?

En el marco de la COP 25, Chile junto a otros países de la Región suscribieron un acuerdo que establece alcanzar un promedio del 70% de capacidad instalada en la matriz de energía renovable al 2030, lo cual equivale a 312 GW.

Uno de los grandes retos mundiales es el del compromiso con el medio ambiente, en este sentido Chile ya se encuentra trabajando decididamente para ser neutrales en carbono. Esto a través de la Política Energética 2050, cuyo objetivo es limpiar la capacidad de generación de electricidad, para después reemplazar los combustibles fósiles con electricidad en diferentes sectores de la economía. Este es un proceso ya en marcha, debido al anuncio del cierre programado de la totalidad de centrales eléctricas de carbón para 2040. Así, casi 700 megawatts de generación a carbón serán reemplazados por energías renovables a contar de 2020.

Por otra parte, el mercado eléctrico en Chile se ha diversificado gracias a los avances tecnológicos, dando paso a la implementación de energías renovables. Esto se suma al potencial que tiene el país para desarrollar estas energías: la radiación solar más alta del mundo; fuertes vientos de norte a sur; potencial de energía marina en las costas; gran capacidad para desarrollar biogás y un recurso geotérmico a lo largo de la cordillera.

El crecimiento de la generación y transmisión, junto a la inserción de fuentes limpias, está cambiando la configuración del sector, por lo que surgen nuevos desafíos en la flexibilidad de la operación y en la seguridad de la infraestructura disponible, por lo que el ingreso de nuevas tecnologías se volvió fundamental.