Women in Energy

Socio del Mes | Diego Hollweck | Latin America Power

2020-10-09T17:35:14-03:009 octubre, 2020|

Con más de 22 años de experiencia en el sector de energía, Diego llegó a la gerencia general de Latin America Power a principios de 2018 luego de haber trabajado en altos cargos en varias empresas internacionales y fondos de inversión como BG Group y Duke Energy. En su trayectoria, desempeñó funciones en toda la cadena de valor del negocio energético en varios países de América Latina, adquiriendo sólidos conocimientos en management, desarrollo de negocios, gestión de proyectos y finanzas corporativas.

 

¿Qué significa para ti ser parte de WEC Chile?

Es muy importante ya que se trata de una buena instancia para dialogar sobre distintos aspectos de la industria, sus desafíos y cómo podemos contribuir para el futuro de ésta. La sustentabilidad es una de las directrices de todas las acciones que realizamos en Latin America Power y vemos a WEC Chile como una buena plataforma para trabajar en conjunto en fomentar un buen desarrollo del sistema energético del país.

¿Cuáles son tus expectativas como miembro WEC? ¿Qué esperas que te entregue como organización?

Nuestras expectativas están relacionadas principalmente con lograr trabajar en conjunto para aprender, discutir y fomentar distintas buenas prácticas de la industria energética. A través de esta organización creemos que es factible potenciar el rol de todas las empresas del sector para lograr un desarrollo sustentable, que fomente la energía limpia y sirva como puente entre los distintos actores involucrados en el proceso, tanto públicos como privados.

¿Qué te gustaría que se destacara de tu organización a través de WEC?

Somos una empresa de energía que tiene como misión mejorar la matriz energética de Chile y Perú a través de fuentes renovables. Nuestra primera inversión fue la construcción de la central hidroeléctrica de pasada Carilafquén Malalcahuello, en la Región de la Araucanía, y somos los responsables de parque Eólico San Juan de Chañaral de Aceituno en la Región de Atacama, uno de los más grandes de Chile que actualmente están en operación.

Uno de los principios fundamentales de LAP es nuestra política de relacionamiento con la comunidad, que apunta a establecer relaciones de confianza y colaboración con nuestros vecinos, con la finalidad de potenciar la visión de desarrollo local. Con esto, buscamos ser un real aporte para las zonas que forman parte de nuestro entorno, como un vecino más, fomentando el desarrollo conjunto.

¿Cuál crees que es el aporte de tu organización a esta plataforma de diálogo?

Nuestro aporte está especialmente en la experiencia que hemos recopilado en nuestros proyectos ubicados en distintas zonas de Chile y Perú, las cuales tienen características propias tanto a nivel geográfico como social. Nuestra política de sustentabilidad y el buen trabajo que hemos logrado desarrollar con las comunidades nos ha permitido obtener grandes aprendizajes y experiencias que creemos que pueden aportar para el correcto desarrollo de la industria.

¿Cuáles crees que son los principales desafíos para el rubro energético en nuestro país?

Uno de los principales desafíos está en seguir desarrollando la energía limpia en el país, fomentando prácticas sustentables en la industria, el cuidado del medio ambiente y las buenas relaciones con las comunidades que forman parte del entorno de cada proyecto. Junto con esto, hay grandes desafíos en materia de innovación, donde es importante adoptar las distintas tecnologías disponibles o que surjan en el futuro, de manera efectiva y sustentable.

6.- ¿Cuál crees que es nuestro principal potencial a nivel país en cuanto a recursos

energéticos? ¿En qué debemos enfocarnos?

Una de las principales riquezas del país es su diversidad. Tenemos un territorio rico en recursos naturales que se pueden aprovechar de manera responsable para producir energía limpia desde distintas fuentes.

Chile tiene la capacidad y los recursos para producir energía eólica, hidroeléctrica, solar y geotérmica, entre otras, lo cual nos entrega el potencial para seguir siendo un referente en el desarrollo de energía limpia. Esto, debe ser acompañado de políticas sustentables y responsables con el medio ambiente y las comunidades, que fomenten el cuidado de nuestro planeta y el desarrollo conjunto del país.