Women in Energy

OPINIÓN | La transición energética necesita liderazgo femenino

2021-05-04T13:54:46-03:004 mayo, 2021|

“Locura es creer que haciendo una y otra vez lo mismo podamos esperar resultados diferentes”. Esta es una de las asertivas frases del célebre científico Albert Einstein, descubridor de las principales leyes de la física que hoy nos permiten entender y explicar muchos fenómenos de nuestra existencia.

Este personaje, quien hace 100 años participó en el primer congreso del World Energy Council (WEC), sentó el precedente acerca de la importancia de contar con una mirada diversa frente a los infinitos desafíos de la humanidad y especialmente refiriéndose a nuestro sistema energético.

Debemos tener presente que la energía nos ha acompañado desde el principio de la humanidad, estando en el centro de la vida de las personas, en un proceso permanente y constante que conocemos como transición energética.

Esta evolución también necesita de nuevos actores que lideren y aporten con visiones distintas para hacer frente a los desafíos que significa adoptar, por ejemplo, combustibles provenientes de fuentes limpias y las complejidades que presenta su almacenamiento y distribución ante una creciente demanda energética.

En WEC Chile creemos que la diversidad se ancla en este objetivo. Es la mezcla de experiencias, realidades y culturas que necesitamos para lograr un abanico amplio de soluciones.

Tal como dijo este famoso científico, seríamos necios creyendo que con las mismas formas de hacer las cosas encontraremos resultados diferentes.

Con una participación femenina en la industria energética chilena cercana a un 24%, donde conforme llegamos a los cargos de alta dirección, este porcentaje alcanza a ser menos de la mitad, podemos comenzar por lo más simple y evidente: sumemos más mujeres talentosas y preparadas para enfrentar los desafíos de nuestra industria. Porque las hay.

En nuestro programa Women in Energy | WEC Chile, hemos conocido profesionales competentes que ya están inmersas en el sector energético, generando impactos positivos dentro de sus organizaciones. Sus características son diversas, pero comparten la pasión y profesionalismo para hacer de esta industria la mejor.

Es cierto, que en el último tiempo, a nivel local, se ha celebrado la incorporación de mujeres en los directorios de algunas empresas. No podemos más que aplaudir estas decisiones, son excelentes alicientes, sin embargo debemos seguir avanzando.

Requerimos, de manera urgente, renovar el compromiso de otorgar una mayor participación femenina en los directorios y cargos de alta dirección, dando espacio para enfrentar, liderar y resolver los problemas a través de nuevas miradas. No nos perdamos la oportunidad de promover y descubrir este valioso capital humano que sólo necesita de un empujón para aportar innovación ante los distintos retos multisistémicos que están sucediendo.

La energía y su sistema definirán la existencia de la humanidad, por lo tanto, debemos actuar hoy, valorando la diversidad y dando cabida a todos.

Hombres y mujeres con talento y capacidad, generando sinergia, en la búsqueda de soluciones bajo un gran propósito común: lograr energía sustentable, sostenible, accesible y segura para el beneficio de todas las personas.

M. Trinidad Castro C.
Directora Ejecutiva
World Energy Council | WEC Chile

La columna fue publicada originalmente en Revista Electricidad