Women in Energy

Flexibilidad regulatoria y cambios tecnológicos ponen a prueba implementación de sistemas de almacenamiento energético

2021-07-29T20:15:20-03:0029 julio, 2021|

“El almacenamiento de energía es una de las tecnologías que nos va a permitir incorporar los volúmenes de generación eléctrica a partir de fuentes renovables variables que serán necesarios para cumplir con la meta de carbono neutralidad a un mínimo costo”. Así lo señaló Francisco Muñoz, director de Estudios de Generadoras de Chile en el último conversatorio organizado por el capítulo local del World Energy Council y en el que participaron representantes del sector energético privado, la academia y el Estado.

“Almacenamiento como driver de la descarbonización” se denominó la cita en la que expusieron, aparte de Muñoz, la directora de Asuntos Regulatorios de AES Andes, Paola Hartung; el coordinador del Centro de Energía y Desarrollo Sustentable de la Universidad Diego Portales (UDP), Claudio Huepe; el jefe de la Unidad de Monitoreo y Regulación de Mercado del ministerio de Energía, Ricardo Gálvez, y Monserrat García, profesional de la División Energías Sostenibles de la misma cartera y también Embajadora de Women in Energy.

En el inicio, Huepe planteó que la “descarbonización es solo una parte de la transición energética, de tremenda complejidad. Es un comienzo importante y significativo, pero que nos deja un tremendo camino”.

“El almacenamiento juega un rol importante, pero dentro de un conjunto de acciones. La pregunta que necesitamos hacernos es qué tipo de regulación, tanto para el almacenamiento como en general, requerimos para la transición energética. De alguna manera, lo que estamos haciendo es insertando cambios en nuestra regulación, pero que hasta cierto punto es una camisa de fuerza”, advirtió el académico.

En este contexto, Huepe llamó a prestar atención a los cambios vertiginosos que se están dando en tecnología, lo que podría generar variaciones radicales en los costos.

“Quizás nos va a empezar a pasar que avanzamos en cambios normativos, como al reglamento de potencia que se viene discutiendo desde hace meses, pero que cuando se implementen ya estarán ligeramente obsoletos. El almacenamiento debería motivar una reflexión profunda de cómo todo el sistema tendrá que irse adaptando”, recalcó.

Ante esta inquietud, Ricardo Galvez, del ministerio de Energía, estuvo de acuerdo en que se requiere flexibilidad regulatoria frente a los cambios tecnológicos, “pero también señales claras de largo plazo a los inversionistas en este mercado de generación que es intensivo”.

Descarbonización acelerada sí o sí.

Complementando el debate, Paola Hartung, manifestó “que se requieren (artículos) transitorios razonables para que el mercado se pueda adaptar. Eso independiente de que detrás hayan objetivos muy loables como lo es la descarbonización”.

“Los cambios deben ser ‘suaves’, sobre todo ante inversiones recientes. Independiente de eso, yo creo que la descarbonización se va a dar en forma acelerada en paralelo a lo que pase con el reglamento de potencia. El cierre de centrales a carbón ya se está dando y las empresas han tenido sus incentivos propios para hacer renovaciones. Lo que sí podría suceder es que ante cambios muy bruscos respecto a la matriz energética, pudiera generar algunos sobrecostos, lo que se tiene que analizar caso a caso y año a año. En ese sentido, la descarbonización nunca es gratis y por eso hay que ir viendo los costos y beneficios de ir apurando el proceso”.

En el cierre, Muñoz reflexionó sobre que “un buen diseño de mercado y una buena regulación van a ser esenciales para habilitar el ingreso eficiente de almacenamiento de energía en un sistema carbono neutral”.