El cambio que trae la Movilidad eléctrica

2019-01-03T14:44:45-03:003 enero, 2019|

Los vehículos eléctricos están revolucionando las actitudes y los mercados tradicionales. En la actualidad, solo alrededor del 1% de los autos son puramente eléctricos, pero esta cifra aumentará considerablemente.

A pesar de que las cifras actuales demuestran que los vehículos eléctricos (VE) todavía están lejos de lograr una penetración masiva en el mercado, existe una combinación de factores que hacen prever que el número de VE en las calles aumentará significativamente en los próximos años.

Entre estos factores destacan: las condiciones medioambientales, una regulación más estricta, algunos incentivos y los menores costos globales de estos vehículos. A medida que los eléctricos ganen popularidad, también crearán el camino hacia transformaciones en una serie de sectores que se extienden mucho más allá de la industria automotriz.

De acuerdo con Norbert Rücker, director de investigación de materias primas de Julius Baer ‘el promedio de conducción diaria en Europa se encuentra dentro de la autonomía que ofrece un vehículo eléctrico. Las limitaciones de distancia solo suelen ser un problema cuando los conductores quieren hacer viajes menos frecuentes y más largos’. Esta proyección es muy importante ya que actualmente el 40% de la contaminación atmosférica mundial se debe a la movilidad y el transporte por carretera representa aproximadamente el 16% de conductores a donde necesitan ir.

En un esfuerzo por abordar el impacto medioambiental de la movilidad, las nuevas normativas e incentivos están proporcionando argumentos convincentes tanto a los fabricantes como a los consumidores para estimular el cambio a los vehículos eléctricos. Por el lado del consumidor, los gobiernos y los municipios están incentivando a los conductores para que compren esta clase de vehículos. Con todos estos antecedentes, ¿por qué no hay más consumidores que compren vehículos eléctricos? Entre otras razones porque existe una idea equivocada muy común, que se conoce como ‘ansiedad de alcance’.

Esta señala que los vehículos eléctricos no tienen suficiente autonomía de batería como para llevar a los ofrecen un gran potencial para los inversionistas. ‘La tecnología hace que la movilidad sea más barata a largo plazo. Mientras que el pastel en general podría encogerse gradualmente, algunas partes de él están creciendo’. Además, explica que la industria automotriz ha estado experimentando un cambio masivo, con un 75 a 80 por ciento del valor que ahora es creado por los proveedores de automóviles, quienes proporcionan la tecnología para los vehículos eléctricos, en lugar de los fabricantes.

Fuente: El Mercurio