13-NOV 2018 | World Energy Cafe 03

2018-11-14T10:41:28+00:0014 noviembre, 2018|

En el marco de las charlas organizadas por WEC con diversas autoridades, nos reunimos con el Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

Se enfatizó fuertemente en la definición de pobreza al año 2018, concepto que ha ido cambiando a lo largo del tiempo y que ya no abarca únicamente el “no tener suficiente para llegar a fin de mes”. El Ministro recalcó la importancia que tiene la colaboración entre distintos actores, ya que el Estado es incapaz de hacerse cargo de todos los problemas que existen en el país, sino que debe también “confiar” en el conocimiento de organizaciones sociales que se dedican a un solo tema, como lo es la Teletón o Techo para Chile, quienes tienen mucho más expertise al ser organizaciones especializadas.

Destacó la facilidad que tiene una empresa privada de resolver problemas, acentuando nuevamente en la importancia de la especialización, y también destacó la diferencia que existe hoy en cuanto al reclutamiento de talentos: hoy no sólo valen las personas con conocimientos y buen desempeño académico y laboral, sino que son altamente valoradas las personas con habilidades blandas y sensibilidad social, ya que son solo aquellas las personas que son capaces de ejecutar y lograr soluciones. Actualmente, vivimos inmersos en un mundo colaborativo.

En cuanto a la redefinición de la pobreza el 2018, el Ministro señaló que es imposible fijarse únicamente si una familia o no recibe canasta básica, sino que demuestra con cifras los problemas que hoy aquejan al país y definen a las personas pobres:

  • Cerca de 1.400.000 personas no tienen acceso a agua potable y/o baño. En este sentido, las expectativas de vida se reducen cerca de 10-20 años de lo que es hoy para personas que tienen acceso a esa necesidad básica.
  • Cerca de 1.200.000 personas se encuentran en listas de esperas. Hoy son cerca de 11.000 personas que, aunque la ley dice que deben ser atendidas, aún no lo son. Un 40% de ellos son ciegos, pero con una simple operación de 15 minutos, se recuperarían.
  • De los 13 millones de chilenos mayores de 18 años, 5.000 de ellos no terminaron la educación media. Parte importante de ellos tampoco tiene educación básica, por lo tanto ni siquiera pueden sacar una licencia de conducir, reduciéndose extremadamente sus posibilidades de trabajo.
  • Existen 72.000 niños que no asisten al colegio, sino que se encuentran en las calles, expuestos al consumo de drogas y alcohol.
  • EL 40% de las personas presas viene del SENAME. Quienes salen de la cárcel, el 70% reincide antes de los 3 años.
  • Cerca de 500.000 mujeres sufren de violencia intrafamiliar. Sin embargo, no pueden “escapar” a no tener solvencia económica propia.
  • Entre 12.500-15.000 personas viven en situación de calle, la gran mayoría adictos.
  • Cerca de 160.000 son dependientes de otra persona en algún grado, y la gran mayoría vive solo o en fundaciones. Cerca de 240.000 familias viven con alguien dependiente.
  • Cerca de 500.000 personas viven en hacinamiento.
  • 2.400.000 personas han constatado que experimentan relación con el narcotráfico (familiares, vecinos, entre otros) a diario, en los últimos 30 días.

El Ministro recalcó la importancia de saber llegar a las personas correctas, que tengan capacidad de ayudar con lo que producen, y en la colaboración público-privada. Ejemplificó con los albergues de emergencia utilizados durante el invierno, donde Enel colaboró con sus instalaciones, Rosen y el Ejército colaboraron con colchones, la ACHS con médicos, etc. En este sentido, el Ministro volvió a enfatizar en que este tipo de acciones hubiesen sido imposibles de implementar únicamente por parte del Estado, sino que la colaboración de distintos actores es fundamental para lograr soluciones y donde todos salen ganando.